Acuerdo para terminar el NIDO y rotunda respuesta a Grasso

En el marco de la visita de Rogelio Frigerio a Río Gallegos, además de visitar las obras, en una reunión de trabajo, se concretó la firma de la adenda para poder actualizar los valores de obra y así terminar una de las primeras obras iniciadas con fondos nacionales por parte del intendente Roberto Giubetich: el NIDO, paralizado desde la veda invernal.
Frigerio valoró el avance de los trabajos de la “Cuenca Sarmiento” y aseveró que “se está haciendo con mucha transparencia, como todas las obras del Gobierno Nacional”.
Durante el recorrido, Frigerio hizo un alto y tuvo contacto con los medios de prensa de la ciudad: “Es una obra de las más importantes que se hicieron en la ciudad. Recién lo veníamos hablando con el Intendente: una obra que le cambia la vida a mucha gente, y además una obra difícil, dado que estamos viendo la napa muy cerca de la superficie, esto prácticamente es una canalización de un arroyo, con toda la complejidad que eso conlleva” dijo.
Recordó que se trata de una erogación que ronda los 250 millones de pesos, “es una de las inversiones más importantes que ha recibido Río Gallegos y estamos más que satisfechos con el ritmo de los trabajos, dado que se están haciendo en tiempo y forma, con mucha transparencia, como todas las obras que se están haciendo en el Gobierno Nacional”.
Luego, visitaron el NIDO, Núcleo de Inclusión y Desarrollo de Oportunidades, ubicado en la zona este de Río Gallegos; obra que se financia con fondos nacionales y que estaba momentáneamente paralizada. Allí, el intendente Giubetich informó que “se firmó un convenio con Nación que permitirá terminar esa obra”. 

“Las obras se hacen cuando hay proyectos”
Así respondió el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio, al ser consultado por los medios locales por declaraciones del Presidente del IDUV, que habló de deudas de nación y de discrecionalidad en el reparto de fondos.
El integrante del Gabinete del Presidente Macri indicó que Pablo Grasso debería consultar con los centenares de intendentes de otras fuerzas políticas que hoy reciben obras financiadas por el gobierno nacional a lo largo y ancho del país.
“Las obras se hacen cuando hay proyectos” dijo de manera contundente el Ministro y agregó: “nunca hemos tomado en cuenta el color de la camiseta partidaria del funcionario de algún municipio o de alguna provincia para hacer una obra”. Y, respecto de la deuda por viviendas, manifestó: “nosotros vamos a cancelar la deuda con Santa Cruz cuando el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda nos provea, tal como hacen todas las provincias, el listado de beneficiarios”.
Sobre el tema explicó que existe un procedimiento: “nosotros tenemos que controlar el listado porque en el pasado se manejaba con muchísima discrecionalidad a los beneficiarios de viviendas sociales y no podemos dejar que eso siga ocurriendo en Argentina. Por eso, todas las provincias saben que para recibir los fondos tienen que entregar el listado de beneficiarios y ese listado tiene que haber sido confeccionado con muchísima transparencia, tomando en cuenta las necesidades de la gente, no cuestiones políticas”.
“Cuando el Instituto de Vivienda de Santa Cruz nos entregue ese listado vamos a proceder a transferir los recursos”, remarcó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: