Impulso veraniego en la obra de las Represas

Con el cierre financiero casi resuelto y un nuevo cambio accionario, la UTE Represas Patagonia espera un avance “rápido” en los meses estivales, tanto en la presa Cóndor Cliff, como en La Barrancosa.

“Existe un compromiso muy fuerte de las empresas chinas para que esto avance y avance rápido”, aseguró al portal Energía Estratégica una fuente vinculada al proceso de construcción de las represas Cóndor Cliff y La Barrancosa, que prefirió no ser revelada.

Es que desde noviembre pasado la parte argentina adjudicataria de la obra, Electroingeniería, se desprendió de algunas acciones que fueron tomadas por la contraparte china Gezhouba Group Company (CGGC), convirtiéndola en socia mayoritaria.

“Gezhouba es una empresa con gran experiencia en este tipo de obras así que este cambio es un paso a favor”, resalta la fuente, al tiempo que confía que el cierre financiero para la mega obra también se está concretando y provendrá de China.

Actualmente el directorio de la UTE adjudicataria de la mega obra está reacomodándose y proyecta para el primer trimestre del año entrante avanzar con mayor ímpetu en la construcción.

En virtud de ello, se está analizando distintos cronogramas de desarrollo y evaluando cuál aplicar. Entre los planes barajan poner en marcha una central antes que otra.

En cuanto a la construcción de las represas, que totalizarán una potencia de 1.310 MW, hasta el momento sólo se han hecho trabajos de excavaciones. De comenzar a intensificarse los procesos, los directivos consideran que la obra podrá estar terminada en 5 o 6 años.

Según datos oficiales, una vez en marcha las represas, Cóndor Cliff –que estará equipada con cinco turbinas de generación tipo Francis, que totalizarán una potencia de 950 MW- y La Barrancosa -dotada de tres turbinas de generación tipo Kaplan, por 360 MW- posibilitarán una generación media anual 5.171 GWh.

Sobre Gezhouba

China Gezhouba Group Company (CGGC) es una empresa con más de 100 profesionales altamente calificados y más de 36.000 empleados, 17.000 técnicos, 50.000 juegos de equipos de construcción.


Anualmente es capaz de excavar y llenar 200 millones metros cúbicos de tierra y piedra, colocar 18 millones de metros cuadrados de hormigón, fabricar e instalar 210.000 toneladas de estructuras metálicas, completar 9 millones de kilovatios de capacidad instalada, producción de 187.000 toneladas de explosivos industriales y 20 millones de toneladas de cemento. (Fuente: Energía Estratégica)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: