Ningún salario empató la inflación en el 2018

Llegando a su final el 2018, el resultado de las paritaras da cuenta de que ninguno de los acuerdos alcanzados durante el año logró empatar con la inflación.

La suba de los precios hasta noviembre acumula 43,9% y se espera, de acuerdo con las proyecciones de economistas privados, que diciembre cierre en torno del 3%, lo que llevaría el alza anual a 47% o más, indicó La Nación.

Solo la paritaria de los gremios aeronáuticos podría ser la excepción. La misma se ajustó con la estatal Aerolíneas Argentinas a partir de la cláusula gatillo.

Sector por sector, cuáles cerraron mejores paritarias este año
Pero la caída del salario real se sentirá en todos los sectores, incluso en los que obtuvieron las paritarias más altas.

Cerca en la pelea contra la inflación quedó el Sindicato de Empleados y Obreros de la Enseñanza Privada, que acordó un aumento de 46,6% con los directores de los colegios y universidades religiosas.

Apenas un escalón por debajo figuran los bancarios, quienes el viernes lograron una recomposición adicional que elevó la paritaria anual a 46%. También contemplaron un principio de acuerdo para 2019: se otorgará un 7% a cuenta por enero y febrero más un pago de $1000, y la negociación se retomará a partir de la segunda quincena de marzo.

Entre los diez sectores que acordaron paritarias más altas están los petroleros de YPF (45,1%) y los aceiteros (44%). El primero ató la suba de combustibles a los valores internacionales y apuesta sus fichas al desarrollo del yacimiento Vaca Muerta, el inmenso reservorio de gas y petróleo no convencional que se considera una mina de oro, indicó La Nación.

Los aceiteros, en tanto, se subieron auge exportador de la soja y ganaron peso propio en el Puerto de Rosario a través de sus vínculos con empresas multinacionales como Nidera, Molinos, Dreyfus y Cargill. Además, instauraron un sistema de cómputo en el que se asegura el crecimiento del salario básico de acuerdo con la evolución del costo de vida. Hoy el sueldo inicial es de $43.821.

El Sindicato de Comercio revisó su paritaria cinco veces en el año, para cerrar un 45%. Abarca a 1,2 millones de trabajadores, pero no en todas las ramas se había logrado garantizar el pago del bono de $5000 que habilitó el Gobierno por decreto.

Los Camioneros de Hugo Moyano sacudieron el tablero en junio al acordar un alza del 25% -cuando la mayoría de los gremios se ajustaba al 15% sugerido por el gobierno naciona- y luego se readecuaron a la situación económica y cerraron en 40% anual.

En el Gobierno confían en que en 2019 la inflación esté más controlada, sobre todo en el segundo semestre. En la Secretaría de Trabajo ya trazaron la pauta de referencia en 23% y sin cláusula gatillo.

El ministro de la Producción y el Trabajo, Dante Sica, acordó la semana pasada un aumento en esa línea con los trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc) y los porteros de Edificios de Renta Horizontal (Suterh).

Pero quien picó en punta fue María Eugenia Vidal. La gobernadora bonaerense cerró con uno de los gremios estatales (UPCN) una suba de 20% anual. El 16% se abonará el primer semestre y el 4%, el segundo. En el primer tramo está vigente la cláusula gatillo, mientras que en el restante es con compromiso de revisión, indicó La Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: