Ordenan liberar a los ex secretarios presidenciales

La Cámara Federal ordenó hoy la liberación de los ex secretarios privados de Néstor y Cristina Kirchner, que habían sido detenidos por el juez Bonadío en el marco de la causa de los Cuadernos de la Coima. Así Daniel Alvarez y Fabián Gutiérrez, entre otros pasarán fin de año en libertad.

El Tribunal de alzada ordenó la libertad de cinco ex colaboradores de la ex presidente y su marido: dijo que no hay pruebas para involucrarlos en la asociación ilícita de los cuadernos de la corrupción.

De esta forma la Cámara Federal dictó la falta de mérito en el delito de asociación ilícita a los ex secretarios del matrimonio Kirchner: Roberto Sosa, Daniel Alvarez y Fabián Gutiérrez; el ex jardinero Ricardo Barreiro y al ex recaudador Raúl Copetti.

Fabián Gutiérrez era el único que estaba en libertad: había sido excarcelado luego de declarar como arrepentido sobre cómo era el traslado de dinero al sur. El ex secretario detalló en sede judicial cómo eran las reuniones de la recaudación al final de cada día, en donde los ex funcionarios llegaban con sus bolsos o mochilas para entregárselos a Néstor Kirchner, reflotó las sospechas de las bóvedas que había en las casas del entonces matrimonio presidencial, desmintió a otro arrepentido, José López,y hasta ventiló el apodo con el que sus colaboradores llamaba a la ex presidente.

Si bien no los consideraron dentro de la asociación ilícita por entender que no había elementos para procesarlos ni para sobreseerlos, los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi procesaron por encubrimiento a Gutiérrez y Álvarez. A Copetti, en tanto, se le confirmó el procesamiento por tenencia de arma de guerra porque en su casa, durante el allanamiento, se le había encontrado una pistola Beretta 9 mm, un rifle y una pistola Tanfoglio 9 mm.

Copetti fue un histórico tesorero del Frente para la Victoria en Santa Cruz durante los 12 años de poder de Néstor y Cristina Kirchner. A Barreiro lo bautizaron el jardinero de la familia Kirchner. Sosa, Álvarez y Fabián Gutiérrez fueron formalmente secretarios de Néstor Kirchner. Incluso, algunos de ellos habían sido investigados por enriquecimiento por el juez Bonadio que los sobreseyó.

Ahora, con el escándalo del caso cuadernos y las revelaciones que fueron aportando varios arrepentidos al hablar de cómo llevaban dinero a Santa Cruz, Bonadio los había incluido a los cinco dentro de la banda que, dijo, lideraron Cristina y Néstor Kirchner, junto al ex ministro Julio De Vido y su mano derecha Roberto Baratta, para recolectar dinero a través de los negocios del Ministerio de Planificación con los empresarios que hacían obras para el Estado.

“Existió el propósito colectivo para organizarse con el fin de cometer delitos en forma indeterminada y permanente”, había dicho Bonadio el 22 de octubre pasado al procesarlos. Les achacó “el traslado y ocultamiento del dinero ilícito obtenido por Néstor Carlos Kirchner y Cristina Elisabet Fernández”. La Cámara Federal consideró que esa deducción no estaba suficientemente probada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: