2019 con ¿inversión o desinversión escolar?

El Gobierno destinará el próximo año $80 millones para el mantenimiento de poco más de 300 edificios escolares que hay en la Provincia. Pero eso es sólo una sexta parte de los $485 millones que debería disponer la Unidad Ejecutora y que desde 2017 depende del IDUV. Si se le suma lo que transfiere Nación, la disponibilidad asciende a $2048 millones.

Por Irene Stur

El titular del IDUV destacó que para el 2019 el Gobierno provincial destinó una suma de $80 millones para atender las demandas que surjan de los más de 300 establecimientos educativos. Sólo en el mes de diciembre Santa Cruz recibió $89 millones para inversión escolar, y en todo el 2018 esa cifra alcanzó los $1.040 millones.

El Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IDUV) iniciará las tareas de mantenimiento escolar el lunes 7 de enero del 2019 en las escuelas de Río Gallegos, mientras que una semana más tarde hará lo propio con los establecimientos escolares del interior provincial.

El plan de mantenimiento escolar consensuado entre este organismo y el Consejo Provincial de Educación (CPE) se llevará adelante en este periodo de vacaciones, y la intención es que esté todo listo antes del 25 de febrero, fecha en la que iniciarán las clases en la provincia.

En declaraciones al diario La Opinión Austral, Pablo Grasso, destacó la inversión que se hará durante este 2019 en las escuelas será por una suma total de $80 millones, “contra los $60 millones destinados en 2018”.

Aunque la cifra sea superior en un 30%, lo cierto es que el monto previsto para mantenimiento escolar es ínfimo comparado con las transferencias que recibió el Gobierno provincial por la ley de Financiamiento Educativo (N° 26.075) que ascendieron a lo largo del 2018 a $1.048,16 millones.

En 2018 la UEPA debió contar, al menos, con $305 millones y sólo se destinaron $60 millones a mantener las escuelas

Sólo en el mes de diciembre, la Provincia recibió un monto superior a lo que se destinará durante todo el 2019 a la refacción y mantenimiento escolar: $89.479.600. Es cierto que la ley de Financiamiento Educativo no es sólo para reparar colegios, sino que permite financiar, con las transferencias recibidas, parte del salario docente.

Una ley incumplida

Pero de todos modos, la ley de Financiamiento Educativo no es la única fuente de ingresos para financiar el mantenimiento escolar. De hecho la ley 3.107 que crea la “Unidad Ejecutora para la Atención de Obras de Mantenimiento y Refacción de Edificios Escolares” (conocida como UEPA), establece en su artículo 3 que los fondos para el funcionamiento de dicha Unidad se integrará con los siguientes recursos:

a) El tres por ciento (3%) del total de los fondos previstos para cada ejercicio presupuestario, a recaudar en concepto de regalías hidrocarburíferas y mineras;
b) Las subvenciones o aportes de la Nación, Provincia o Municipalidades y/o de otros organismos públicos o privados
c) Los que se le asignen en la Ley de presupuesto para su funcionamiento;
d) Las donaciones o legados de particulares.

En septiembre de 2017 en una controvertida sesión, la Legislatura decidió traspasar la jurisdicción de la UEPA del Consejo Provincial de Educación al IDUV pero fue taxativa, en que el financiamiento seguiría intacto.

Sólo por el primer punto de la ley 3.107 (si se hubiese cumplido), en 2018, debería haber ingresado a la cuenta de la Unidad, $305 millones. En tanto que, de acuerdo al Presupuesto 2019, el 3% de lo proyectado percibir por regalías, asciende a $486 millones.

Lo que implica que la Provincia sólo destinará a mantenimiento escolar, un sexto del dinero con el que cuenta, por ley de financiamiento propio. Y si sumamos lo que proviene de Nación, los $80 millones apenas serían un 25 avo de lo que cuenta en total el gobierno para financiamiento educativo para el 2019, que ascenderá a un total de $2.046 millones.

Desde el IDUV se reconoció que “este dinero (los $80 millones) debe ser administrado de tal manera que alcance a atender las dificultades que surjan en los pocos más de 300 edificios escolares existentes en la provincia de Santa Cruz.”

Esto implica que, en promedio, se invertirán mensualmente unos $21.000 mensuales para el mantenimiento de cada edificio escolar de la Provincia cuando cómo mínimo, el disponible sería de $130.630 por mes y por edificio, sólo por la ley 3.107.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: