Conti quiere reformar la Constitución para que refleje los valores “feministas”

Sumándose a la idea lanzada por Cristina Kirchner en diciembre en el
Primer Foro Mundial de Pensamiento Crítico, realizado en Buenos Aires, la ex diputada nacional sostuvo que es necesario un cambio en la Carta Magna que exprese “la voluntad popular”.

La dirigente kirchnerista y ex diputada nacional, Diana Conti, se mostró hoy a favor de debatir una reforma de la Constitución Nacional que “exprese la voluntad popular” y “que arraigue los valores democráticos, republicanos, feministas y de la nueva realidad argentina”.

Para llevar adelante un cambio de este tipo es necesario, según Conti, que haya “un gran debate público” y “tener una base de consenso social muy amplia”, elementos que hoy “no existen” o que están “tapados por cuestiones más urgentes”, según consideró.

“Deberíamos marchar hacia una Constitución que arraigue los valores democráticos, republicanos, feministas y de la nueva realidad argentina, pero creo que hay cuestiones más urgentes en la actualidad”, afirmó Conti a la radio La Once Diez.

Para Conti, su ideal de nueva Constitución sería una “más similar a la de 1949, que fue rápidamente derogada, donde el poder popular tenga mayor inserción y lo nacional tenga mayor valor”.

“Algunos (dentro de Unidad Ciudadana) quieren ir hacia un sistema más parlamentarista, como se da en varios países de Europa” aseguró la ex diputada, aunque manifestó que se trata “más de avances académicos” que de otra cosa.

Pese a esto, Conti anifestó su descontento con la actual carta magna del país, que, considera, no dispone de las herramientas adecuadas para que haya una mayor intervención popular en las medidas adoptadas por los gobiernos.

“Si un Poder Ejecutivo ha sido electo a partir de un programa de gobierno que luego incumple totalmente, esto debería poder ser revisado de manera menos burocrática a la que se realiza actualmente” ya que, explicó, “el único mecanismo que la Constitución tiene para la mala praxis de un Poder Ejecutivo es el juicio político, que es inviable”.

Y agregó: “Nuestros tres poderes tradicionales no están expresando en los hechos la voluntad popular, que es la soberana. Tenemos un Poder Judicial que conserva prebendas y se ha constituido en un poder que no debería ser político, pero lo es porque la política se ha tendido a judicializar”.

La idea de cambiar la Constitución fue introducida recientemente por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante el Primer Foro Mundial de Pensamiento Crítico, realizado en Buenos Aires en diciembre último.

Allí aseguró que “el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo, que son los que se someten a elecciones, representan un 20 o un 30% del poder y el otro 70 u 80% del poder está afuera”.

Por lo que consideró que “es imprescindible darse una nueva arquitectura institucional que refleje la nueva estructura de poder”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: