Vidal: “El camino del apriete y extorsión no nos va a frenar”

El gobernador recibió a representantes de la industria pesquerras que reclamaron garantías de paz social en Puerto Deseado. Pidió “cordura” a los gremios y “compromiso” a las empresas.

El gobernador de Santa Cruz, Claudio Vidal, recibió este miércoles, en Río Gallegos a representantes de la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP) y de la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPeCA) para analizar la situación que atraviesa el sector y las dificultades que se han presentado para operar las descargas en la localidad de Puerto Deseado.

Hubo coincidencia en la necesidad de contar con garantías de paz social que le aporten previsibilidad a la actividad pesquera y condiciones de seguridad jurídica para el desarrollo de la misma.

El mandatario fijó postura sobre el tema y los pesqueros calificaron la reunión como “productiva”. Entre otros, estuvieron Agustín de la Fuente de CAPIP y Eduardo Boiero de CAPeCA, junto a ejecutivos de diferentes compañías radicadas y con inversiones en Santa Cruz.

Llamado a la “cordura”


Vidal reconoció la preocupación por lo que sucede: “Vemos como otros puertos están operando en forma normal. La reunión fue bastante dura y compleja. El sector empresarial tiene ciertos argumentos para demostrar por qué no quieren operar y hacer sus descargas en el puerto de Puerto Deseado”, mencionó.

“Tratamos de consensuar durante varias horas y vamos a tener otros encuentros”, detalló. “Hay un compromiso de empezar a trabajar en conjunto” sostuvo. Reconoció que “es cierto que hace falta un convenio colectivo de trabajo que beneficie a los trabajadores, que permita tener reglas claras para que esto pueda funcionar”, pero reclamó un cambio de actitud de la dirigencia sindical del puerto deseadense.

Hay que hacer un llamado a la cordura para mantener la paz social. El mayor reclamo de todas las empresas es la falta de paz social. Esto lo tenemos que construir entre todos, con responsabilidad y argumentos sólidos. Hay ciertas conductas que no van más en la práctica sindical. Hoy cumplo la función de gobernar esta provincia y durante diez años fui sindicalista y hoy vemos algunas actitudes que no logro comprender y ese esquema de conflictividad permanente no es el camino”, aseguró.

En forma categórica, Claudio Vidal marcó oque “el camino del apriete y la extorsión de cinco o diez individuos no nos van a frenar para que esta actividad funcione. Desde el Gobierno vamos a impulsar un Convenio Colectivo de Trabajo, pero con normas de convivencia claras”. “Hemos tomado la decisión de que todos participen en las discusiones que tengamos que tener en beneficio de la actividad y la comunidad. Debemos trabajar todos para mantener la paz social y no podemos seguir alimentando la idea de que no se puede trabajar en Puerto Deseado porque cinco individuos paran toda la actividad”, resaltó.

En declaraciones radiales, Vidal advirtió: “Así no se puede seguir. Yo lo siento en el alma, pero hay cuestiones que no se pueden permitir más. No podemos seguir fracasando. Son muchos años de conflictos permanentes. Hay cosas que son totalmente inexplicables” y remarcando que él es un trabajador por sobre todas las cosas, sostuvo: “hay cosas que no vamos a tolerar, como el apriete o la extorsión, ni la falta de respeto”, ratificó.

“Medidas mas drásticas”

Tras el encuentro con CAPIP y CAPeCA, Vidal informó que “hemos tomado la decisión de poner medidas mucho más drásticas en el puerto de Puerto Deseado a partir de los próximos días. Estamos solicitando que la fuerza de seguridad de la provincia también tome cartas en el asunto; vamos a trabajar en conjunto con la Prefectura Naval”, dijo.

Y agregó: “No se pueden seguir tolerando los robos, los saqueos. No se puede seguir tolerando que se violen todas las normas de seguridad. Todo lo que ha venido pasando durante estos últimos años es porque no se tomó una decisión política. El puerto de Deseado es la vida del pueblo. Necesitamos que ese puerto funcione y vamos a hacer todo lo necesario para mantener el orden y la paz social”.

Más actividad en Caleta Olivia

Vidal puso como ejemplo como se revirtió el escenario de conflictividad en Caleta Olivia lo que le ha permitido incrementar fuertemente el nivel de desembarques pesqueros. “En cuatro o cinco meses cambió la actitud en Caleta Paula donde se hace la descarga de merluza sin ningún tipo de medidas de fuerzas ni amenazas. Todos se pusieron de acuerdo para que el puerto funcione y lo mismo tiene que pasar en Puerto Deseado”, aconsejó.

“El Gobierno debe ofrecer garantías y condiciones. Los trabajadores afiliados a distintos sindicatos, empresas de servicios y operadoras pesqueras tendrán que hacer lo necesario para que se vuelva a trabajar”, instó.

Redaccion

Portal Informativo Político y Económico de Santa Cruz

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: