La vulnerabilidad laboral alcanza al 30% en Río Gallegos

Por Irene Stur

El Indec dio a conocer los números de la desocupación del cuarto trimestre del 2018. Allí se reconoce que la desocupación alcanza al 9% mientras que la demanda de empleo se eleva hasta el 20,8% de la población económicamente activa. A eso se le suman otro 2% que está subocupado pero no busca cambiar de situación. Lo más grave: 1 de cada 3 jóvenes busca empleo y no lo consigue.

Los números del Instituto de Estadística y Censo son claro. La desocupación creció en la Argentina y también en Santa Cruz.

En particular en la provincia patagónica lo que creció de manera fuerte es la vulnerabilidad laboral. No todos están desocupados, sólo un 9% de la población económicamente activa pasa por esa situación. Pero hay otro casi 12% que, si bien tiene trabajo necesita un segundo empleo o cambiar el actual por uno mejor.

A ellos se le suma otro 5% de la población que está subocupada y que quiere tener un empleo formal. Otro 2,1% también hace changas pero se conformó con su situación y ya no busca un trabajo de horario completo.

Esto implica que en Río Gallegos, dónde la cantidad de personas ocupadas asciende a unas 53 mil de las 120 mil que integran la población hay 17 mil en estado de vulnerabilidad laboral.

Peor entre los varones

A la hora de observar la situación laboral entre la población femenina y la masculina. Nos encontramos que la desocupación es más alta entre varones. Diferencia que se agiganta cuando se habla de juventud.

La desocupación femenina es del 6,6% y la masculina llega al 11,2%, en general. Pero entre la población menor a los 30 años, esa desocupación se multiplica casi por tres. En el caso de las mujeres, llega al 15,3% y entre los varones un 27,7%.

La crisis se expande

En sólo tres meses, en la capital de Santa Cruz la desocupación pasó del 6,6% al 9%. Comparado con un año atrás, la diferencia se mantiene, ya que en igual período de 2017, la desocupación era del 6,9%.

También creció la cantidad de gente que busca un segundo empleo o cambiar el que tiene. El trimestre anterior era el 7,5% del total de la población ocupada. Hace un año era el 8,9%. Hoy es el 11,8% del total.

De igual forma creció la subocupación, que pasó del 4,9% al 7,1%. En tanto el asalariado no formal. Es decir trabaja pero no hace aportes a la seguridad social, singularmente bajó.

Hace un año atrás era del 19,8% del total de las personas asalariadas y hoy es un punto por abajo: 18,2%.

Educación degradada

Otro índice que preocupa es la falta de educación. En una provincia dónde la escolarización es casi total, la cantidad de gente que llega a la edad laboral sin sus estudios obligatorios completados, llama la atención.

De acuerdo al Indec, en el testeo de la situación educativa de la población económicamente activa, resalta que del 100%, un 37% no llegó a completar sus estudios obligatorios. Así un 2,1% de la población tiene primaria incompleta. Un 10,4% sólo terminó la Primara. Y otro 24,5% cursó sólo parte de la Secundaria.

A ellos se le suma un 29,9% que alcanzó a completar el nivel secundario y no le interesó seguir formándose. En cuanto a la educación superior. Un 12,2% de la población la empezó pero no terminó. Y otro 20,7% sí ostenta un título terciario o universitario.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: